Skip Navigation LinksGuiaParaMujeresEmbarazadasOLasQueEstanAmamantando

State of Cal Logo
EDMUND G. BROWN JR.
Governor

State of California—Health and Human Services Agency
California Department of Public Health


AFL 17-_
May 13, 2020


TO:
Mujeres embarazadas o las que están amamantando y proveedores de atención obstétrica

SUBJECT:
Guía para mujeres embarazadas o las que están amamantando durante la pandemia del COVID-19

​Este documento proporciona orientación para las mujeres embarazadas o las que están amamantando durante la pandemia del COVID-19 y orientación básica para los proveedores de atención obstétrica. El Departamento de Salud Pública de California actualizará esta guía conforme haya nueva información disponible. 


Puntos clave

  • Embarazo: No hay evidencia de que las mujeres embarazadas tengan un riesgo mayor de contraer una enfermedad grave por el COVID-19 que el resto de la población. Debido a los cambios en el cuerpo de las mujeres embarazadas y en el sistema inmune, ellas son vulnerables a algunas infecciones respiratorias.
  • Lactancia materna: No se ha detectado el virus en la leche materna. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecieron que las madres con COVID-19 pueden amamantar a sus bebés. 

¿Cómo puedo reducir el riesgo de infectarme con el COVID-19? 

Es importante que las mujeres embarazadas tomen precauciones para protegerse contra el COVID-19 implementando las siguientes acciones (consulte CDC Coronavirus Disease (COVID-19) and Breastfeeding [CDC la enfermedad del coronavirus (COVID-19) y la lactancia]):

  • Permanezca en casa tanto como sea posible mientras la orden estatal del Toque de Queda siga en vigor. Esto incluye restringir las visitas a su domicilio. En vista de que puede ser necesario visitar negocios esenciales como supermercados o farmacias, considere pedir a sus familiares o amigos hacer las compras por usted cuando sea posible.
  • Cuando salga de casa, use una mascarilla facial y practique el distanciamiento social manteniendo al menos 6 pies (2 metros) de distancia de las demás personas. Cuando vuelva a casa, lávese las manos. 
  • Lávese las manos de manera regular con agua y jabón por al menos 20 segundos o use un desinfectante a base de alcohol con al menos un 60 por ciento de alcohol. 
  • Trate de no tocarse los ojos, la nariz o la boca durante el día. 
  • Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que toque con frecuencia usando espray o paño de limpieza para el hogar a base de alcohol. Use agua caliente con jabón o un lavaplatos para lavar platos y utensilios.
  • Cuide su cuerpo para mantener una buena salud. Trate de comer alimentos saludables y balanceados, haga ejercicio con regularidad, y duerma bien.
  • Tómese el tiempo para relajarse, ya que el estrés puede afectar su capacidad para combatir las infecciones. Trate de practicar otras actividades que disfrute. Respire profundamente, estírese o medite en casa.
  • Comuníquese con otras personas por teléfono o por Internet. Platique con personas en quienes confíe sobre sus inquietudes y cómo se siente.
  • Pregunte a su proveedor de atención médica sobre tener sus consultas prenatales de forma virtual.  Consulte con su proveedor sobre los cambios en las políticas del hospital para el parto y quién podrá asistir.

¿Qué debo hacer si me siento enferma? 

Llame a su proveedor de atención médica si tiene síntomas como fiebre, tos, dificultad para respirar, escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares o pérdida del sentido del gusto y el olfato.  También llame a su proveedor de atención médica si el estrés se interpone en sus actividades diarias durante varios días seguidos.

Estoy embarazada y no me siento segura de seguir trabajando. ¿Qué puedo hacer? 

Hable con su empleador sobre sus inquietudes, así como sobre las opciones para trabajar en casa. Si el trabajo en casa no es una opción, considere lo siguiente:

  • Si cuenta con licencia médica por enfermedad, puede usarla y permanecer en casa. 

  • Si no tiene licencia médica por enfermedad, es posible que esté cubierta por la Ley de Licencia Médica Familiar (FMLA por sus siglas en inglés). La FMLA es una licencia sin goce de sueldo que le permite mantener su trabajo si deja de asistir para cuidarse o cuidar a un miembro de la familia enfermo. Para obtener más información sobre la FMLA y el COVID-19 visite el sitio web del Departamento del Trabajo de los EE. UU. Para obtener más información sobre la licencia médica familiar pagada en California, visite la página del Departamento de Desarrollo del Empleo.

  • Es posible que esté protegida bajo la Ley de Licencia Médica por Discapacidad por Embarazo de California, si: 

    • su empleador tiene más de cinco empleados, y 

    • si puede presentar un comprobante emitido por su proveedor de atención médica que establezca que, debido a su embarazo, no puede trabajar sin poner en riesgo su salud o la de su bebé.

Verifique con su proveedor de atención médica si su condición de salud califica para esto. Preguntas frecuentes al Departamento de Desarrollo del Empleo sobre el embarazo.

Mujeres embarazadas que trabajan en el cuidado de la salud

Las mujeres embarazadas que trabajan en el cuidado de salud deben seguir la evaluación de riesgos de los CDC y las directivas para el control de infecciones para el personal del cuidado de la salud que está expuesto a pacientes confirmados o sospechosos de tener COVID-19. Seguir las prácticas recomendadas de prevención y control de la infección es una parte importante para la protección de todo el personal de atención y entornos médicos.

¿Cómo afecta el COVID-19 a mi bebé? 

Aún desconocemos si una mujer embarazada con COVID-19 puede transmitir el virus al feto durante el embarazo o al momento del parto. En algunos casos documentados en que los recién nacidos se infectaron, aparentemente la infección no se transmitió durante el embarazo (consultar CDC COVID-19 If you are Pregnant, Breastfeeding, or Caring for Young Children [CDC COVID-19 si está embarazada, amamantando, o cuidando niños pequeños]). Actualmente, no hay suficiente información sobre el COVID-19 para brindar orientación o información sobre los riesgos de aborto espontáneo o defectos de nacimiento. La información de otra epidemia de coronavirus, el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV por sus siglas en inglés), sugiere que no hay un aumento en el riesgo de pérdida del feto ni de defectos de nacimiento asociados con la infección en las etapas tempranas del embarazo (consultar SMFM: Coronavirus (COVID-19) and Pregnancy: What Maternal-Fetal Medicine Subspecialists Need to Know [Society for Maternal-Fetal Medicine (SMFM): Coronavirus (COVID-19) y el embarazo: Lo que necesitan saber los subespecialistas en medicina materno-fetal] [PDF]). No obstante, se han reportado problemas como el nacimiento prematuro entre bebés nacidos de madres positivas por COVID-19 durante el embarazo. Nota, esta información se basa en información limitada y no es claro que los resultados estén relacionados con el COVID-19.

Si usted tiene un resultado positivo por COVID-19 y se está preparando para el parto, hable con su proveedor de atención médica y siga sus recomendaciones sobre la mejor manera de proteger a su recién nacido.

Si tengo COVID-19, ¿puedo amamantar a mi bebé? 

En estudios limitados en mujeres con COVID-19 no se ha encontrado el virus en la leche. La lactancia se recomienda y es una fuente importante de protección de anticuerpos para el bebé. Los CDC y la Organización Mundial de la Salud (OMS) dicen que las madres con COVID-19 pueden amamantar a sus bebés (consultar ABM Statement on Coronavirus 2019 (COVID-2019) [Declaración de la Academy of Breastfeeding Medicine (ABM) sobre el coronavirus 2019 (COVID-2019)]).

Una madre con COVID-19, con síntomas del COVID-19 o que haya podido estar expuesta a alguien con el virus debe tomar precauciones para evitar la propagación del virus a su bebé, lo que incluye lavarse las manos antes de tocar al bebé y usar una mascarilla facial, si es posible, al amamantar a su bebé.   Idealmente, todas las personas, incluyendo a las madres primerizas enfermas con COVID-19, deben aislarse (usar una recámara y un baño separados si es posible) de los demás miembros del hogar. La decisión de aislar a una madre infectada con COVID-19 de su bebé se debe tomar en una modalidad de caso por caso.  La decisión se debe tomar conjuntamente entre la madre y el proveedor de atención médica.

Si la madre elige sacar la leche de su pecho usando un extractor de leche manual o eléctrico, deberá lavarse las manos antes de tocar cualquier parte del extractor o la botella. Deberá seguir las recomendaciones para la limpieza apropiada del extractor tras cada uso. De ser posible, considere pedir a alguien que se encuentre sano atender y alimentar al bebé con la leche extraída (consultar ABM Statement on Coronavirus 2019 (COVID-2019) [Declaración de la ABM sobre el coronavirus 2019 (COVID-2019)]).

Una vez que mi bebé esté en casa, ¿puedo recibir vistas? 

Mientras nos encontremos en la pandemia del COVID-19, no debe recibir vistas en su casa.  Sabemos que las personas pueden tener COVID-19 y propagar la enfermedad aún antes de estar conscientes de los síntomas. Solo las personas que vivan con usted deberán estar cerca y cuidar al recién nacido.

Para obtener más información para las familias de California:

CDPH: COVID-19 Women & Families (Departamento de Salud Pública de California [California Department of Public Health, CDPH]: COVID-19 mujeres y familias)

Para obtener más información sobre los obstetras de California:

CDPH: COVID-19: Family & Reproductive Health Professionals (CDPH: COVID-19: Profesionales de la salud familiar y reproductiva)


Page Last Updated :