Welcome to the State of California 

LA EPIDEMIA DE TOS FERINA PUEDE SER LA PEOR EN 50 AÑOS 

Date: 6/23/2010 

Number: 10-041s 

Contact: Al Lundeen o Norma Arceo (916) 440-7259 

SACRAMENTO 

El director del Departamento de Salud Pública de California (CDPH), Dr. Horton hoy insta a los californianos a que se vacunen contra la tos ferina, advirtiendo que todo señala a que el estado sufrirá la mayor cantidad de enfermedades y muertes por la tos ferina en 50 años.  

“La tos ferina ahora es una epidemia en California”, dijo el Dr. Horton. “Los niños deben vacunarse contra la enfermedad y los padres, familiares y niñeras de bebés necesitan una dosis de refuerzo de la vacuna.”

Para el 15 de junio California ha documentado 910 casos de tos ferina, representado un cuádruple de casos en comparación con el mismo periodo el año pasado cuando 219 casos fueron documentados. Cinco bebés— todos menores de 3 meses de edad—han muerto este año por la tos ferina. Adicionalmente, 600 posibles casos más están siendo investigados por los departamentos de salud pública locales.

La tos ferina es cíclica.  Los casos suelen llegar a un punto crítico cada dos a cinco años. En el 2005, California documentó 3,182 casos y ocho muertes.

La tos ferina es una enfermedad muy contagiosa.  Los bebés que no están vacunados o aún no han completado la serie de vacunas son particularmente vulnerables.  Desde el año 1998, más del 80 por ciento de los bebés en California que han muerto a causa de esta enfermedad fueron Latinos.

La vacuna contra la tos ferina es segura para los niños y adultos. La vacunación contra la tos ferina empieza a los dos meses de edad, pero los bebés pequeños no están adecuadamente protegidos hasta completar la primera serie de tres dosis a los 6 meses de edad. La protección que se obtiene por la serie que la mayoría de los niños reciben disminuye antes de completar la escuela secundaria. La vacunación ni la enfermedad proporciona protección de por vida.

Las mujeres embarazadas pueden vacunarse contra la tos ferina antes de quedar embarazadas, durante el embarazo o después de dar a luz. Los papás se pueden vacunar en cualquier tiempo, preferiblemente antes del nacimiento de sus bebés. CDPH anima a los hospitales de maternidad que implementen políticas para vacunar a las nuevas mamás y papás antes de irse a casa con su recién nacido. CDPH está proporcionando vacunas gratuitas para los hospitales.

Otras personas que puedan tener contacto con los bebés, incluyendo a familiares, profesionales de salud y niñeras también deben vacunarse. Los individuos deben comunicarse con su doctor, enfermera o el departamento de salud de su localidad y preguntar por la vacuna contra la tos ferina.

Un caso típico de tos ferina en niños y adultos empieza con una tos y una nariz mocosa por una a dos semanas, seguidos por semanas o meses de ataques de tos que algunas veces terminan con un silbido. La fiebre es poco común.

 
 
Last modified on: 6/24/2010 2:03 PM